• Lunes , 11 diciembre 2017

Piden a Contraloría Municipal investigar comedor comunitario de La Guadalupana

La bancada del PRI en el cabildo de Mérida presenta la queja número 15 por irregularidades de esta administración municipal que dirige Renán Barrera Concha.

CONTRALORIQ_opt

Mérida, Yuc., 17 de marzo.- El alcalde Renán Barrera Concha y un grupo importante de sus funcionarios, incluso varios regidores panistas, enfrentarán una investigación a partir de la queja y/o denuncia que este día presentaron los regidores del PRI, por posibles hechos que se derivan de no haber construido un comedor comunitario en la colonia La Guadalupana, donde se pagó con anticipación 1.3 millones de pesos a la empresa Micra Construcciones S.A. de C.V.

“Lo que estamos solicitando es una investigación administrativa y que en su caso, de existir elementos de convicción, deben ser sancionados los funcionarios públicos municipales involucrados en este caso, de acuerdo a la legislación especial en la materia de responsabilidades administrativas y de injustos penales vigente en el estado”, manifestó el coordinador de los regidores del PRI, Enrique Alfaro Manzanilla.

“Estamos solicitando a la Contraloría Municipal citar a servidores públicos señalados, que se revisen los contratos, hay documentos que precisan cantidades, montos y fechas de una obra programada, pedimos que se revisen los contratos y cuestionamos porqué no se aplicaron las fianzas correspondientes”.

Afirmó que se generó un grave daño a la sociedad, porque son obras que se programan para beneficio de los ciudadanos.

“Tenemos un alcalde que no se preocupa ni compromete con la sociedad. Una prueba de ello es que esta es la queja y/o denuncia número 15 y a la fecha no tenemos ningún comunicado oficial. Es una clara muestra de opacidad, por lo que le exigimos al alcalde que instruya a la contralora para que aplique la ley”, manifestó Alfaro Manzanilla.

Por su parte el edil Rubén Segura Pérez dijo que en el marco de la legalidad, la bancada del PRI presentó la queja y/o denuncia en la Contraloría Municipal por las graves irregularidades e inconsistencias que se han encontrado en el proceso de licitación.

“El comedor comunitario de la Guadalupana no existe. En algún momento en el portal de transparencia de la comuna meridana se registró un depósito de más de 1.3 millones de pesos como adelanto de la obra. En el mismo portal apareció que la obra estaba iniciada, cuestión que en la realidad no existe. Hay graves faltas administrativas que hay que resolver y aclarar así como las presuntas responsabilidades de servidores públicos”, dijo Segura Pérez.

“Esperamos que no le tiemble la mano a la Contralora Municipal como ha sido su costumbre en toda esta administración municipal porque están involucrados sus superiores jerárquicos como lo es el Presidente Municipal”.

Recalcó que están solicitando que se llegue al fondo de esta situación porque no se puede jugar con los intereses de los que mas necesitan, pues los vecinos de la Guadalupana hoy en día no tienen un comedor comunitario que se les prometió, independientemente si ellos querían o no, esa obra.

Afirmó que a final de cuentas, algo que se votó por mayoría en el cabildo se tiene que aclarar en el marco de la legalidad, porque la Contraloría Municipal es el órgano que debe conocer y esclarecer todas las dudas que se han generado

“Esto es una clara muestra del desorden administrativo que existe en el ayuntamiento”.

Alfaro Manzanilla recalcó que esta obra “fantasma” es una clara muestra de la disfunción administrativa de la ex Tesorera Claudia Canto Mézquita, que demuestra una vez más los excesos cuando estuvo al frente de su cargo en esta administración.

COMUNICADO DE PRENSA

Notas relacionadas

Leave A Comment

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons