• Miércoles , 23 agosto 2017

Mantener abierta la puerta del corazón, pide el Arzobispo

Participan más de cinco mil personas en misa de clausura por el Año Jubilar de la Misericordia

an%cc%83o-jubilar-arzobispo

Mérida, Yucatán a 16 de noviembre de 2016.- Más de cinco mil personas de los 13 decanatos de la Arquidiócesis de Yucatán participaron en la misa y procesión que presidio el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega para la clausura Diocesana del Año Jubilar de la Misericordia en la Catedral de Mérida.

La procesión salió del templo de Nuestra Señora de la Consolación (Iglesia de Monjas) rumbo a la S. I. Catedral de Mérida, donde al llegar e ingresar se realizó el rito de clausura de la Puerta de la Misericordia (Puerta del Perdón).

Monseñor Rodríguez Vega acompañado del clero yucateco y los miles de asistentes leyó el rito donde dijo que “el Santo Padre Francisco, en la Bula Misericordiae Vultus ha establecido que el Año Santo se concluirá el 20 de noviembre de 2016, solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo, con la clausura de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro en el Vaticano. El domingo anterior, el 13 de noviembre, XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, se concluirá el Jubileo en las Iglesias particulares”.

De esta manera, las iglesias católicas, luego de un año cierran la Puerta Santa de sus Catedrales concluyendo los actos de celebración del Año del Jubileo.

Una vez en el interior de la Catedral, el arzobispo de Yucatán presidió la celebración eucarística y durante su homilía dijo:

-Hoy clausuramos en Yucatán el año del “Jubileo Extraordinario de la Misericordia”, como lo hicieron en cada diócesis la mayoría de los obispos del mundo el domingo pasado. De igual modo, el próximo domingo 20 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, el Papa Francisco hará la clausura universal de este año jubilar en el Vaticano. Se acaba el Año Jubilar de la Misericordia, durante el cual miles y millones de personas se han acercado a Dios nuestro Señor arrepentidas de sus pecados, pero confiando en su misericordia infinita. ¡Cuántos serán los que se habrán convertido abrazando la fe o reencontrándose con Cristo!, sólo Dios lo sabe, pero seguramente la lluvia abundante de su misericordia ha hecho germinar nueva vida en los corazones de muchos a lo largo y ancho del planeta. A todos seguramente nos deja más fortalecidos en la confianza en la misericordia divina y en el compromiso de ser misericordiosos como el Padre-, expresó el V arzobispo de Yucatán.

-Sí, hoy acaba el Año Jubilar pero la misericordia del Señor es eterna, nunca puede terminar, porque Dios es esencialmente misericordia, es decir, que la misericordia es un atributo inseparable en interminable de Dios nuestro Señor. Y si el hombre fue creado a imagen y semejanza de su Creador, la misericordia está presente también en la naturaleza humana y podemos afirmar que el hombre se humaniza al ejercer la misericordia y; por el contrario, se deshumaniza cuando no actúa en él la misericordia. Hoy hay múltiples formas de deshumanización en el mundo: la guerra, la violencia del crimen organizado, el secuestro, la trata de personas, el tráfico de órganos, el maltrato a los migrantes, el maltrato a los presos en el interior de las cárceles, la pornografía y la prostitución (más aún cuando se trata de los infantes), el aborto, la violencia intrafamiliar, el bullying escolar, las injusticias laborales, la corrupción, etc., son acciones inhumanas en las que brilla por su ausencia la misericordia del hombre. Pero aún en esas terribles situaciones, las víctimas, si tienen fe y esperanza, pueden fortalecerse en la misericordia divina-, afirmó monseñor Rodríguez Vega.

¡Hoy cerramos la puerta del Año Jubilar de la Misericordia! Que María, Madre de Misericordia nos ayude a mantener abierta la puerta de nuestro corazón, para que entre en él la abundancia de la misericordia divina, y salga para los hermanos el amor misericordioso que nos haga construir un mundo más justo y solidario!, concluyó.

Al finalizar la misa, se agradeció a los todos los asistentes que llegaron de diversos municipios a la capital yucateca para participar en la ceremonia religiosa.

 

Notas relacionadas

Leave A Comment

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons