• Domingo , 25 junio 2017

Muere en el salón de clases por ingerir demasiada cafeína

Según las investigaciones, en el transcurso de dos horas, el joven habría bebido una botella grande de bebida light, un café y bebida energética. Esto le habría provocado un arritmia.


 David-Cafeina

Davis Allen Cripe, de 16 años, bebió un café con leche de una conocida cadena de comida, un gran refresco de ‘agua de montaña’, y una bebida energetizante alta en cafeína, en sólo menos de dos horas, dijo Gary Watts, el forense del condado de Richland, Carolina del Sur. Murió en el salón de clases.

A pesar de que nunca bebió alcohol o consumió drogas, Davis Cripe tuvo un colapso que lo llevó a la muerte mientras estaba en el colegio.

Generalmente, los padres, al igual como las autoridades, están constantemente preocupados de que los jóvenes no consuman alcohol o sustancias ilícitas. Davis Cripe, de 16 años, era uno de estos jóvenes. Según aseguró su padre, su hijo nunca bebió alcohol ni tocó las drogas.

Sin embargo, el pasado 26 de abril, Davis falleció en plena sala de clases en la South Carolina High School, luego de ingerir grandes cantidades de cafeína.

Según las investigaciones, en el transcurso de dos horas, el joven habría bebido una botella grande de bebida light, un café y bebida energética. Esto le habría provocado un arritmia y posteriormente un colapso mientras estaba en la sala de clases, lo que finalmente lo llevó a la muerte.

“Perdimos a Davis por una sustancia totalmente legal. Fue demasiada cafeína. Eso fue la causa de su muerte”, dijo su padre Allen Cripe, quien hizo un llamado a que no se consuman ese tipo de bebidas.

“Esas bebidas son muy peligrosas. Le estoy diciendo a mi familia y amigos que no las beban”, señaló según informa el sitio Wdtn.com.

CONSEJOS DE SU PADRE
El padre de Davis llamó a los adultos a poner atención a lo que beben sus hijos.

“Como todos los padres, nosotros nos preocupamos de nuestros hijos a medida que crecen. Nos preocupamos de su seguridad, de su salud, especialmente cuando empiezan a manejar. Pero no fue un accidente de automóvil el que le quitó la vida. En cambio, fue una bebida energética”, declaró Sean Cripe sobre su hijo Davis.

Según la autopsia realizada al cuerpo del adolescente, este era sano y no presentaba ningún problema cardíaco que hubiera empeorado por el consumo de cafeína.

Asimismo, los análisis demostraron que en el organismo de Davis no había rastros de drogas ni alcohol.

“Esto no fue una sobredosis. Perdimos a Davis debido a una sustancia totalmente legal”, sostuvo Watts, quien agregó que es absolutamente necesario advertir a las personas, sobre todo a los niños, que las bebidas energéticas pueden ser peligrosas.

“Padres, por favor hablen con sus hijos respecto a los peligros de las bebidas energéticas”, instó, por su parte, el padre de Davis.

Excélsior

Notas relacionadas

Leave A Comment

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons