• Miércoles , 23 agosto 2017

Diconsa e INSP firman convenio para identificar necesidades alimenticias en zonas rurales

Uno de los objetivos es proponer la inclusión de productos saludables en la canasta Diconsa a fin de mejorar la nutrición de los habitantes en regiones vulnerables

FIRMA 2_opt

Para identificar la demanda social de alimentos y proponer la inclusión de nuevos productos en la canasta básica que mejore la ingesta nutritiva en más de 29 mil localidades vulnerables del país, Diconsa y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) firmaron un convenio marco de colaboración fundamentado en establecer bases y mecanismos que coordinen actividades en el campo de la salud pública.

Entre ambas partes se estableció un asesoramiento mutuo que permita promover la investigación científica y el desarrollo tecnológico orientados a la prevención de enfermedades, además de convenir la realización de cursos, conferencias, actividades de difusión y proyectos de investigación en áreas de salud pública y nutrición.

“El convenio también incluye intercambio de material didáctico, información bibliográfica, tecnológica, científica y cultural”, informó el titular de Diconsa, Héctor Velasco Monroy, quien destacó la creación de una Comisión Técnica para cumplir esta alianza que tiene un año de vigencia y prorrogable por uno más, siempre y cuando los resultados lo avalen.

El funcionario explicó que este órgano técnico tendrá la función de supervisar, vigilar y dar seguimiento a los acuerdos, por lo que sus integrantes deberán reunirse, por lo menos, dos veces al año.

Por su parte, Rivera Dommarco reconoció a Diconsa “como una institución aliada”, cuyos encargados de tienda son promotores y agentes de cambio en los hábitos de alimentación, en beneficio de los sectores más vulnerables del país.

El convenio marco fue firmado por el director general de la para estatal, Héctor Velasco Monroy, y por el titular del INSP, Juan Ángel Rivera Dommarco.

Cabe destacar que, en 2013, el Instituto Nacional de Salud Pública diseñó un modelo de capacitación en Orientación Alimentaria enfocado a la población beneficiaria del Programa de Abasto Rural (PAR), a través de talleres. En estos se mostró a la población la correcta combinación de alimentos para generar un impacto directo en la salud. Los talleres fueron replicados en las tiendas comunitarias.

Notas relacionadas

Leave A Comment

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons