• Miércoles , 16 agosto 2017

Microempresas abren sus puertas a personas con discapacidad

En coordinación con el DIF Municipal de Mérida, dueños de microempresas abren sus centros laborales para capacitar a personas con discapacidad./  Invitan a más personas a sumarse como capacitadores.


DIF-MERIDA-CAPACITACION

Mérida, Yucatán a 25 de julio de 2017. En beneficio de los ciudadanos con alguna discapacidad, el DIF Municipal de Mérida puso en marcha un proyecto de inclusión laboral para que alumnos del Centro Recreativo La Ceiba tengan mayores oportunidades de acceder a un empleo.

Este proyecto consiste en establecer vínculos con empresas, microempresas y negocios que estén dispuestos a incluir como practicantes a personas con algún tipo de discapacidad para apoyarles a desarrollar competencias laborales, adquirir conocimientos y seguridad.

La directora del DIF Municipal de Mérida, Loreto Villanueva Trujillo destacó el compromiso de quienes se han sumado a este proyecto y aseguró que estas oportunidades han enriquecido la vida personal de quienes han accedido a ellas.

“Son alumnos que han demostrado interés y aptitudes para poder aprender un oficio o incorporarse a un centro de trabajo, la mayoría de ellos han sido alumnos de nuestros talleres de piñatas, psicomotricidad y educación y tras varios años han desarrollado habilidades que hoy les permiten avanzar y estar preparados para aprender a trabajar”.
Cornelio Pacheco Dzul, dueño de la panificadora “La primera de Juárez” es uno de los aliados en este nuevo proyecto de inclusión laboral; tras el acercamiento con él se logró que recibiera como practicante al joven Adrián Reyna Téllez de 17 años de edad y que tiene discapacidad intelectual.

“Cuando alguien viene pidiendo trabajo nosotros tratamos de darle una oportunidad ya sea que sepa o no sepa, lo importante es que tenga ganas y la voluntad, en el caso de Adrián mucho mejor porque trabajar con él nos fortalece como seres humanos”, comentó Pacheco Dzul.

Durante su permanencia en la panificadora, Adrián desempeñó labores de limpieza y de cocina; cerca de su horario de salida se encargaba preparar los panes tostados y de colocar el relleno y el azúcar a panes dulces como donas y yoyos, a cambio de ello el joven practicante recibió un apoyo económico.

Feliz y agradecido con la oportunidad, Adrián aseguró que su objetivo es “superarse para ser mejor persona” y ahorrar para poder comprarse ropa y calzado. Aunque sus prácticas ya concluyeron, este joven continúa capacitándose a través del curso de panadería del Taller de Cocina del Centro Recreativo La Ceiba, que fue hace pocos días inaugurado con una inversión de 383,810 pesos.

Otro caso de éxito es el de la joven María Nancy Rosalía Uc Puc, quien realizó sus prácticas en el salón de belleza “Maricarmen”, de la señora Maricarmen Navarro, quien aseguró que su aprendiz de peinado y maquillaje mostró siempre mucha disposición e interés para aprender, humildad para corregir y amabilidad en su trato.

Walter Hau Nah de 31 años de edad, también tuvo la oportunidad de realizar sus prácticas, él acudió a la panificadora la Perlita de la señora Mirna del Socorro Medina Guzmán, ahí realizó diferentes laborales de febrero a mayo pasado de este año y también recibió un pago por su trabajo.

Por su parte la señora Selene León, dijo sentirse orgullosa de que su hijo al igual que otros chicos de La Ceiba pudieran formar parte de este proyecto de inclusión. Y la señora Eva Sánchez Montejo, mencionó que gracias al proyecto del DIF Municipal su hijo ha logrado desarrollar ciertas habilidades que tiempo atrás le costaban trabajo: “ya es independiente, se cambia, baña y viste solo y hace tareas del hogar sin ningún problema”.

Notas relacionadas

Leave A Comment

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons