• Miércoles , 13 diciembre 2017

Termina la secundaria a los 96 años; planea iniciar la preparatoria

Con promedio de 9.5, Juana Hurtado también acreditó sus estudios de primaria; su hija de 60 años se tituló con ella


Juana Hurtado

CHIHUAHUA, Chi.(Excélsior).- Una mujer de 96 años logró acreditar sus estudios de primaria y secundaria a la vez, y obtuvo su certificado junto con su hija de 60 años, informó el Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (Ichea).

Juana Hurtado terminó la primaria y la secundaria en dos semanas, alcanzando un promedio de 9.5 en los exámenes finales que presentó en el (Ichea).

El instituto indicó que 60 adultos mayores, entre ellos, Margarita Méndez, hija de doña Juana Hurtado, recibieron sus certificados de primaria y secundaria en una ceremonia de graduación del Club del Abuelo, ubicado en la colonia Villa Nueva de la ciudad de Chihuahua, lugar donde fueron asesoradas con atención educativa.

Doña Juana cursó la primaria en su infancia, pero estaba registrada con otro nombre y al hacer la corrección en el registro civil, debió actualizar todos sus documentos; se acercó al Ichea para preguntar por su certificado y al no estar a su actual nombre, decidió quedarse a estudiar.

Cursando de nueva cuenta la primaria junto con su hija Margarita —quien también ya es abuela—, presentaron en el centro comunitario de la Villa  el examen con el cual se certificaron. Dos semanas después aplicaron la evaluación para secundaria. Ahora las dos están entusiasmadas por seguir con la preparatoria

“Ya tengo nietos, bisnietos y tataranietos, pero me gustó dedicar tiempo a la escuela para que ellos siempre estudien”, comentó doña Juana.
Su hija Margarita dice que es muy alegre y le gusta asistir al Club del Abuelo. “Le encanta bailar y ahora que redescubrió asistir a clases, quiere continuar. Yo la apoyo y acompaño”.

El director general del ICHEA, Mario Eberto Javalera Lino, destacó que los servicios de la institución se llevan a los 67 municipios del estado, atendiendo todos los grupos sociales, desde niños que por distintas razones no pueden acudir a la escuela, hasta jóvenes, madres de familia, tarahumaras, menonitas obreros y, por supuesto, adultos mayores como el caso extraordinario de doña Juana.

“Mientras tengan el deseo de estudiar serán recibidos y atendidos por nuestro personal. Y para quienes ya estaban en asesorías del Ichea y las abandonaron, los invitamos  a que regresen y terminen su educación básica”, añadió el funcionario.

Notas relacionadas

Leave A Comment

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons