• domingo , 21 octubre 2018

El campo yucateco, motivo de orgullo

Se marca el rumbo de Yucatán en este sector.

ASPECTOS_CAMPO_PRODUCTORES_1 (2)_opt

Mérida, Yucatán, 25 de diciembre de 2017.- Como resultado de los programas y recursos económicos que en este año se ejercieron, y con el respaldo de la federación, así como de los sectores productivos, el campo yucateco es hoy un espacio de oportunidades y también motivo de orgullo.

Al hacer un balance anual, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Juan José Canul Pérez, subrayó que se tiene un saldo positivo, pues se continuó impulsando diversos proyectos que están transformando a Yucatán en un “campo de oportunidades”.

Todo ello, acompañado de estrategias sustentables y conscientes de la necesidad de cuidar nuestro entorno, sobre todo, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las mujeres y hombres que todos los días dejan una parte de sí al cultivar la tierra.

El funcionario estatal recordó que recientemente, con una inversión superior a los 92 millones de pesos, se puso en marcha la Central de Maquinaria, que pone a disposición de los productores agrícolas y ganaderos equipos de alta tecnología para incrementar la rentabilidad, la modernización y la tecnificación del rubro.

Este paquete, que beneficia inicialmente a más de mil 500 personas de cuatro regiones del territorio, incluye 33 tractores de hasta 125 caballos de fuerza con 315 implementos, dos trilladoras con sus accesorios para cosechas maíz, soya y sorgo, una fumigadora autopropulsada para el control de plagas y enfermedades, así como dos tractores con instrumentos especializados para la preparación de suelos pedregosos.

Canul Pérez añadió que, con este empuje sin precedente, la gestión que encabeza el Gobernador Rolando Zapata Bello favorecerá al sector social y, al concluir el sexenio, se contará con alrededor de 50 mil hectáreas tecnificadas.

Por ello, subrayó, se está marcando el rumbo para que el campo yucateco sea motivo de orgullo para todos nosotros. Pero, para fortalecerlo y mejorarlo, es también fundamental la coordinación efectiva entre los tres niveles de Gobierno y los productores, agregó.

En ese sentido, recordó que en esta administración se mantienen excelentes relaciones con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), tanto en el ámbito federal como con su delegación en el estado.

Mencionó que en materia de recursos del programa de concurrencia con entidades federativas, Yucatán ejerció 114 millones de pesos y, por segundo año consecutivo, se abrió la ventanilla digital (Sistema Único de Gestión), a través de la página www.suseder.yucatan.gob.mx, que permitió atender con mayor eficiencia las solicitudes.

Canul Pérez explicó que otro detonador es la entrega de apoyos del esquema Peso a Peso, el cual ha tenido una evolución muy significativa y un fuerte impacto debido a su crecimiento e importancia para el desarrollo agroindustrial.

Cuando éste inició en el 2013, se tuvo una inversión de 51.6 millones de pesos, pero en 2017, que corresponde al ciclo primavera-verano y otoño-invierno, se alcanzó los 112 millones, otorgando insumos y herramientas a los hombres y mujeres que se dedican a esta actividad.

En este año, se incorporaron al catálogo artículos para incentivar los cultivos orgánicos, como fertilizantes y materiales para el control biológico e inocuo de plagas y enfermedades, además de equipos como las desmalezadoras que evitan el uso de herbicidas, mismos que tuvieron un monto de ayuda diferenciada de hasta el 70 por ciento de aportación del Gobierno estatal.

A esto se suma la construcción de carreteras sacacosecha, que permiten a los campesinos optimizar recursos y tiempo en el transporte y comercialización de su producción. Con las obras que están en proceso, esta administración superará la meta planteada de 300 kilómetros de estas vías.

Como parte de las acciones para impulsar el redoblamiento y mejoramiento genético bovino, ovino y de otras especies para la capitalización del sector ganadero, en lo que va de la gestión de Zapata Bello, se han invertido 73.3 millones de pesos, en respaldo de más de tres mil criadores.

Y para preservar la milpa, este año se continuó apuntalando a los hombres del campo mediante la distribución de semilla de maíz mejorado y de alto rendimiento de las variedades Sac-Beh y Chichén Itzá. Se repartieron más de 400 toneladas en beneficio de 40 mil de ellos.

Canul Pérez dijo que actualmente somos testigos del potencial del rubro. En el cono sur y en el oriente, por ejemplo, se cultiva soya, obteniendo buenos resultados que hacen patente la generosidad de nuestra tierra, resultado de la estrategia de la entrega de apoyo de especies certificadas que, en estos seis años, incrementó cinco veces la cobertura, al pasar de 40 a 200 toneladas.

En 2017, con el suministro de paquetes de simientes de este grano, de la variedad Huasteca 200, se favoreció a más de 500 trabajadores.

Mientras que, en los últimos años, el Gobierno de Estado ha impulsado de manera decidida la acuacultura en la entidad. Hoy ya vemos gran desarrollo en la materia y como muestra está la granja Garza en Tetiz, en la que, mediante un innovador esquema de colaboración entre el sector social y los empresarios, los productores ya cuentan con tecnología, experiencia y canales de comercialización más seguros.

En este proyecto se invirtió poco más de 11 millones de pesos provenientes de recursos federales, estatales y de los 19 operarios beneficiados. Además, en lo que va de esta administración se han otorgado 331 embarcaciones menores, 512 equipos satelitales, 736 motores marinos ecológicos y 252 neveras, a mil 200 pescadores, destinando más de 102 millones de pesos para la modernización de las naves.

Esto, remarcó el funcionario estatal, son algunos de programas que están generando alto impacto en el campo, que están marcando el rumbo de Yucatán y, sobre todo, están cambiando la vida de sus habitantes.

Related Posts

Comments are closed.

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.