• lunes , 23 abril 2018

Invierno provoca dermatitis atópica

La dermatitis atópica se presenta en forma de ampollas que supuran y forman costras, piel seca en todo el cuerpo o áreas de piel con protuberancias en la parte de atrás de los brazos y al frente de los muslos, áreas de piel en carne viva por el rascado, cambios en el color de misma, enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas.


Dermatitis

Mérida, Yuc., 08 de enero de 2018.- “Con el invierno y las bajas temperaturas, las afecciones en la piel como la dermatitis atópica se agudiza, debido a que con el frío la piel se reseca y pierde hidratación, condición que podría provocar se presenten brotes de ese padecimiento”, indicó el jefe de Prestaciones Médicas del IMSS en Yucatán,  Jorge Martínez Torres.

Explicó que la dermatitis atópica se presenta en forma de ampollas que supuran y forman costras, piel seca en todo el cuerpo o áreas de piel con protuberancias en la parte de atrás de los brazos y al frente de los muslos, áreas de piel en carne viva por el rascado, cambios en el color de misma, enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas.

El padecimiento se da por una reacción de hipersensibilidad, similar a una alergia en la piel, que lleva a una inflamación cutánea, hinchazón y enrojecimiento prolongados. Las personas con dermatitis atópica pueden carecer de ciertas vitaminas en la piel, que lleva a una mayor sensibilidad.

Es más común en bebés y puede comenzar incluso a la edad de dos a seis meses. Muchas personas lo superan con el tiempo a comienzos de la vida adulta. De igual manera, las personas con dermatitis atópica a menudo tienen asma o alergias estacionales.

Indicó que la dermatitis atópica no es causada por alergias, ya que la afección tiende a empeorar cuando la persona se expone a ciertos desencadenantes, como alergias al polen, moho, ácaros del polvo o los animales, contacto con materiales irritantes; de igual manera los químicos como fragancias, tintes o jabones; así como las emociones y el estrés.

Las personas que la padecen por lo regular tienen antecedentes familiares de asma, rinitis alérgica o conjuntivitis alérgica, por lo que es importante acudir en primera instancia  con su médico familiar y, en caso necesario, sea canalizado con el dermatólogo.

Se recomienda, en las épocas de frío, bañarse con agua tibia, evitar baños de vapor y usar jabón hidratante. Además, en el caso de los bebés, es aconsejable bañarlos con una esponja suave, aplicar crema en todo el cuerpo después del baño, no exponerse prolongadamente al sol y usar ropa con algodón.

Para finalizar, conminó a evitar cualquier elemento que empeore los síntomas, como dar de comer huevo a niños pequeños, usar jabones o detergentes fuertes, al igual que químicos y disolventes. Evitar cambios súbitos en la temperatura corporal y el estrés, lo cual puede causar sudoración y empeorar la afección.

 

Related Posts

Comments are closed.

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.