• martes , 21 agosto 2018

¿Cómo prevenir el golpe de calor?

  Para prevenir los daños ocasionados a la salud por la exposición al calor se exhorta a vestir ropa ligera y clara, protegerse del sol, si es posible evitar salir entre las 12 y 16 horas y beber mucha agua natural


Algunos de los principales padecimientos que sufre la población debido a las altas temperaturas que ya se están presentando en Yucatán, son la insolación, golpe de calor y la deshidratación por lo que la población debe adoptar las medidas necesarias para prevenir los efectos perjudiciales a la salud que el clima caluroso a muy caluroso provocan.

El doctor Alonso Sansores Río, coordinador delegacional de Prevención y Atención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán señaló que el problema de la insolación se presenta durante una “ola de calor”, que es un periodo prolongado de calor excesivo combinado con una humedad ambiental elevada, condiciones que se han presentado los últimos días en Yucatán.

Una de las complicaciones a la salud durante la temporada de calor es el agotamiento, que se produce por la pérdida excesiva de agua y se manifiesta con dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, malestar y dolor muscular.

Requiere reposo, un ambiente frío y rehidratación por varias horas; los casos más graves requieren soluciones intravenosas y se recuperan en aproximadamente un periodo de 12 horas.

Por otro lado, el llamado golpe de calor es el cuadro más grave y puede presentarse en individuos que están sometidos a estrés en un ambiente muy caluroso.

Estos pacientes pueden alcanzar temperaturas de 42ºC, lo cual provoca que se pierdan los mecanismos reguladores de la temperatura corporal, causando un daño considerable a las células nerviosas, hígado y, por último, a todos los órganos. En algunos casos, pueden presentarse convulsiones y dificultad respiratoria.

En el caso de la deshidratación, el especialista del IMSS indicó que puede ser leve, moderada o grave, según la cantidad de líquido corporal que se haya perdido o que no se haya repuesto.

Explicó que el cuerpo puede perder una gran cantidad de líquidos a causa de: sudoración excesiva que se produce al estar expuestos a altas temperaturas o al realizar ejercicio; al tener fiebre; presentar vómitos o diarrea; y orinar demasiado, por mencionar algunas.

Los síntomas de la deshidratación leve o moderada son: sed; boca seca o pegajosa no orinar mucho; orina amarilla oscura; piel seca y fría; dolor de cabeza.

En cuanto a los signos de deshidratación grave, Sansores Río detalló no orinar u orina amarilla muy oscura o de color ámbar; irritabilidad o confusión; mareos o aturdimiento; latidos cardíacos rápidos; respiración agitada; ojos hundidos; shock (flujo sanguíneo insuficiente a través del cuerpo); inconsciencia o delirio.

Para prevenir los daños ocasionados a la salud por la exposición al calor se exhorta a vestir ropa ligera y de colores claros, protegerse con sombrero, mojarse la cara frecuentemente y si es posible evitar salir entre las 12 y 16 horas o buscar la sombra al andar en la calle, beber mucha agua natural.

De igual forma, para prevenir daños en la piel por los rayos que emite el sol se deben aumentar las aplicaciones de los bloqueadores y la utilización de  sombrillas. El bloqueador solar se debe aplicar diariamente, sobre todo en las áreas expuestas antes de salir de casa y reaplicar en caso de haber sudado o algunas horas después a lo largo del día, ya que estamos expuestos a los rayos UV desde temprano.

Además, se recomienda aumentar el consumo de frutas y verduras que aporten líquidos, sales y minerales; así como evitar ingerir bebidas alcohólicas, ya que aunque la cerveza y demás bebidas aparentan calmar la sed, realmente facilitan la deshidratación.

Related Posts

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.