• martes , 23 octubre 2018

Sazón yucateca llega a la Ciudad de México

Hace más de 50 años, los papás de Beatriz empezaron a vender tiras de condimentos en la Ciudad de México. Hoy, ella y su familia regresan a la capital del país como parte de los expositores que participan en la Semana de Yucatán en México, con más de una tonelada de recados y especias, y con el orgullo de contar con una sólida pequeña empresa.

“Somos de Yucatán, pero habíamos venido a vivir a la Ciudad de México. Mi papá se quedó sin trabajo y un compadre de él hacía lo de los condimentos, las tiras de bolsitas para los exhibidores, entonces lo invitó a incursionar en el negocio y así empezaron; mi mamá elaborando las bolsitas y mi papá saliendo a vender”, relató Beatriz Borges Cámara, socia de La Carmita.

“Cuando tenía 15 años, regresamos a la ciudad de Mérida, de donde somos. Fue algo muy difícil para mis papás porque tuvieron muchos tropiezos para empezar otra vez, pero le echaron ganas y le siguen hasta ahorita”, añadió.

Recordó que en ese tiempo eran muy pocas empresas las que se dedicaban a este giro y aunque con el tiempo se han creado más, La Carmita ha crecido y se ha mantenido en el gusto del cliente gracias a su calidad y sabor. El nombre de la firma es una muestra de gratitud hacia su tía (q.e.p.d.), quien les enseñó su receta para el recado rojo.

“Siempre hacía una cochinita bien rica y en las fiestas familiares todos le alababan mucho su comida. Entonces nos da su receta y es por medio de ella que empezamos a hacer el recado rojo, o pasta de achiote como se le conoce aquí, y fuimos ganando más clientes con esto”, apuntó.

Actualmente, esta compañía familiar distribuye sus artículos en la capital del estado y hace envíos a toda la República. Su gama de productos se conforma de más de 40 variedades, entre las que figuran la pimienta molida, quebrada y en grano, clavo, comino, canela y orégano, así como distintos estilos de recado.

“Gracias a Dios, no nos ha ido tan mal, tenemos una pequeña fábrica en Mérida. Seguimos siendo una empresa chica pero como todos soñamos en grande y queremos ser grandes. Queremos abarcar mucho, pero es paso a paso”, compartió doña Beatriz.

Detalló que a la Semana de Yucatán en México llegan con lo que es más difícil de conseguir en dicha zona del país que es recado rojo o pasta de achiote, recado negro o de chilmole, pasta para bistec, pepita molida, papadzul, el recado para todo o sazonador, pimienta molida y orégano.

“Estos eventos que hace el Gobierno del Estado nos ayudan muchísimo. Nos ayuda a que nos conozca más gente. Hay quienes vienen con nuestra etiqueta del año pasado buscándonos, que desde la primera vez que venimos nos compraron y nos siguen buscando”, expresó.

Este es el tercer año en el que participan como expositores. Como en las ediciones anteriores, arribaron con aproximadamente tonelada y media de producto y esperan regresar a Mérida con tan sólo algunos kilos de mercancía.

“Me siento muy orgullosa de que hayamos podido hacer y llegar hasta donde estamos. La preferencia de la gente es lo que nos impulsa y nos compromete a ser cada día mejores”, finalizó.

Related Posts

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.