• sábado , 20 octubre 2018

Sarna humana altamente contagiosa

La escabiosis, conocida como sarna humana, es producida por la presencia de los ácaros en la piel/ El paciente presenta comezón y picor, mayormente por las noches, y se caracteriza por pápulas (pequeños granos), costras, vesículas y líneas en la piel conocidos como “túneles”; ubicándose principalmente en pliegues y genitales


Foto: Tomada de la web

La escabiosis, mejor conocida como sarna humana, es una afección en la piel que se manifiesta principalmente porque da mucha comezón y picor, mayormente por las noches, y se caracteriza por pápulas (pequeños granos), costras, y pequeñas líneas en la piel; ubicándose principalmente en los pliegues de la misma, brazos y genitales.

Jorge Martínez Torres, jefe de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, indicó que la produce un ácaro de nombre Sarcoptes scabiei, parásito que realiza su ciclo completo en la piel del huésped humano en un plazo de una a tres semanas.

El prurito en ocasiones aparece entre siete y 15 días después del contagio, siendo una respuesta alérgica al parásito.

Esta afección se puede presentar en cualquier persona, indistintamente de cual sea su raza, edad o higiene personal. Se disemina por contacto directo con individuos infectados y, menos frecuentemente, por compartir vestimenta o ropa de cama, por lo que se pueden infectar familias enteras.

El 80 por ciento de personas que se ven afectadas por este parásito, lo presentan en manos y pies; sin embargo no se da en la cabeza, palma de manos y plantas de pies. Los lugares más afectados son los surcos interdigitales de las manos, cara dorsal de los pies, región inguinogenital, cara anterior de las muñecas, región axilar, surco submamario, región periumbilical y región glútea.

En las y los niños pequeños aparecen granos en cabeza, cuello, hombros, palmas de las manos y plantas de los pies; mientras que en infantes mayores los granos aparecen en manos, muñecas y abdomen.

Para prevenir, es importante evitar el contacto con personas infectadas, o compartir vestimentas o ropa de cama. El objetivo del tratamiento es eliminar la infección, con la aplicación de cremas y lociones por todo el cuerpo, y otros medicamentos que, de acuerdo a las complicaciones que se hayan presentado, deben ser recetados por el médico.

De presentar la infección, debe cambiar y lavar todas las prendas de vestir y de cama. Puede ser necesario tratar a la familia entera, pareja o gente en contacto directo con los individuos infectados, aun cuando no haya síntomas presentes.

Evitar las alfombras, libros, muñecos de peluche o cualquier otro objeto que retenga el polvo; lavar las cortinas, aspirar y asolear el colchón de manera regular, asolear sábanas y mantas con frecuencia también es una buena manera de acabar con los ácaros.

La comezón puede persistir después de que el tratamiento se haya iniciado, pero desaparecerá si se continúa exactamente como lo prescribió el médico, además del aseo general de toda la casa para evitar nuevas infestaciones.

Aunque la escabiosis es muy molesta, no se le considera como una enfermedad grave; sin embargo, en personas no tratadas puede persistir durante meses o años y llegar a ocasionarse una infección secundaria de la piel a causa de los rasguños que se pueden provocar al rascarse, por lo que es importante que en caso de padecer alguno de los síntomas mencionados consulte con su médico para evitar diseminar la infección y acabar lo más pronto posible con la enfermedad.

Related Posts

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.