• lunes , 24 septiembre 2018

Blindan iglesias de Yucatán por influenza, “prohiben” darse la paz

Prohiben darse la paz en iglesias y por el momento, la hostia se dará en la mano ” a menos que los fieles la soliciten en la boca”


La Arquidiócesis de Yucatán tomó medidas de prevención en sus iglesias, para evitar que los centros de culto sean foco de contagio de esta enfermedad que ya cobró una vida oficialmente y mantiene a otros en observación médica.

En una circular emitida ayer, la iglesia informó a los sacerdotes sobre las medidas que se tomarán en la casa de Dios.

“Ante el significativo incremento de los casos de influenza por el virus AH1N1, del que nos hemos enterado por los medios de comunicación y por los avisos de alerta que hay en diferentes centros de salud en la entidad, queremos como Iglesia, tomar las medidas de higiene convenientes para prevenir contagios, como ya se ha hecho en alguna otra ocasión”.

TE PUEDE INTERESAR: Falsa “alerta epidemiológica” por influenza: SSY

Como informamos ayer, las autoridades del Sector Salud Estatal y Federal confirmaron la primera muerte por influenza y 40 casos de pacientes que dieron positivo a la influenza AH1N1.

COMUNICADO INTEGRO.

A todos los sacerdotes, diáconos, miembros de la Vida Consagrada, seminaristas y a todo el Pueblo de Dios en esta amada Iglesia de Yucatán: ¡Pax!

Muy queridos hermanos y hermanas, les saludo con afecto y les deseo todo bien en el Señor.

Ante el significativo incremento de los casos de influenza por el virus AH1N1, del que nos hemos enterado por los medios de comunicación y por los avisos de alerta que hay en diferentes centros de salud en la entidad, queremos como Iglesia, tomar las medidas de higiene convenientes para prevenir contagios, como ya se ha hecho en alguna otra ocasión.

Pido a todos los sacerdotes y diáconos de nuestra Arquidiócesis que den a conocer a toda la feligresía las siguientes medidas de precaución:

1. Informar a los fieles que quienes experimenten algunos de los síntomas que les hagan sospechar que han contraído la influenza, no acudan a las celebraciones litúrgicas en el templo, hasta haber superado la enfermedad. Recuerden que el precepto dominical no obliga a los enfermos.

2. Animar a toda la feligresía a acudir al médico cuando haya sospecha de haber contraído la influenza.

3. Que en todos los templos se procure, a la hora de las celebraciones, un dispositivo con gel antibacterial para cuantos lo requieran.

5. Que a la hora del saludo de la paz, no se den la mano, sino que baste el saludo de palabra y un sencillo gesto de reverencia.

6. Que la Sagrada Comunión se distribuya en la mano, a menos que los fieles la soliciten en la boca.
Estas medidas de seguridad se observarán hasta el momento que se nos informe que ha pasado el riesgo de epidemia. Como cristianos hemos de preocuparnos de la salud del alma, pero también de la salud del cuerpo, lo cual hemos de considerarlo como un deber delante de Dios, sobre todo si como en este caso, un eventual contagio puede perjudicar a otros. Tomemos estas prácticas como una expresión concreta de caridad para con el prójimo.

Related Posts

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.