• martes , 21 agosto 2018

Medallistas olímpicos dan último adiós a Soraya

Atletas que se colgaron un metal en la cita olímpica, asistieron a los funerales de la recién fallecida y destacaron su legado deportivo

VELORIO-SORAYA-JIMENEZ

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo.- Soraya Jiménez dijo en vida que no quería homenajes cuando muriera. Sus hermanos lo reiteraron al rechazar el evento público que les propusieron las autoridades en el Comité Olímpico Mexicano (COM). A cambio, hicieron un funeral privado, al que acudieron varios personajes del deporte, antes de que su cuerpo fuera cremado y sus cenizas llevadas a casa.

“Los homenajes tienen que ser en vida, lo que venga después inclusive llega a ser un poco engorroso para la familia, más con mis padres porque es estar recordando y recordando; lo que uno quiere es ya darle vuelta a la página”, dijo José Luis Jiménez, hermano de la campeona olímpica en Sydney 2000.

Carlos Padilla, presidente del COM dijo que Soraya Jiménez dijo que no quería homenajes.

“Ella le comentó a un familiar, viendo lo que había sucedido cuando falleció Noé Hernández, que no le gustaría, si moría, que la estuvieran moviendo de un lado para otro”, justificó Padilla.

El cuerpo de la monarca olímpica en Sydney 2000 llegó casi a la media noche del jueves a una funeraria en Santa Mónica, Estado de México. De inmediato se presentaron diputados federales y directivos de Conade y el COM.

En el transcurso de la mañana de ayer llegaron los medallistas Joaquín Rocha, Felipe Muñoz y Agustín Zaragoza (1968), Víctor Estrada y Joel Sánchez (2000), Daniel Aceves (1984) y Jesús Mena (1988).

“Soraya fue una gran deportista, marcó un parteaguas desde Sydney 2000. Después de trece años me dio gusto ver en las redes sociales que una Paola Espinosa, María Espinoza y cantidad de atletas panamericanas, centroamericanas están escribiendo no sólo condolencias, están diciendo que gracias a ella se motivaron para ser lo que hoy son”, dijo Estrada.

“Las luces y sombras que caracterizan al ser humano, también estuvieron presentes en la vida de Soraya, sin embargo, de ahí se desprende otro mérito personal de ella, quien se sobrepuso a un sinnúmero de cirugías e intervenciones médicas”, externó Aceves.

También acudieron deportistas más allá de las modalidades olímpicas, como el luchador Blue Demon Jr y el boxeador Húmberto Chiquita González.

Los hermanos decidieron que Soraya Jiménez fuera cremada, por considerar que esto sería menos doloroso para sus padres.

“Estamos optando por la cremación porque creo que el momento más difícil de esto es cuando bajan el cuerpo y no queremos que pasen por esto mis padres”, explicó José Luis Jiménez, quien recordó las complicaciones en la salud de Soraya Jiménez a causa del deporte.

“Le costó caro ser leyenda, qué bueno que lo hizo, nos dio mucho orgullo; pero al mismo tiempo pues que difícil que haya tenido que pasar por este percance”, finalizó el hermano de la halterista

Related Posts

Comments are closed.

Simple Share ButtonsCompártelo...
Simple Share Buttons
error: Contenido Protegido.