fbpx
  • Lunes , 6 abril 2020

ASF detecta a más de 24,000 personas que reciben pensión doble

Los jubilados que perciben pensión de un organismo público no deberían recibir otro tipo de apoyo.


Ciudad de México a 24 de febrero de 2020.- Durante el 2018, el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto, se efectuaron pagos a 24,859 beneficiarios del programa de Pensión para Adultos Mayores, mismos que ya percibían una pensión contributiva de algún organismo público como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos (Pemex) o del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM).

En la tercera y última entrega de la Cuenta Pública 2018, se indica que, de acuerdo con las reglas de operación de la Secretaría del Bienestar, sólo podrán tener acceso a la pensión del programa social (1,092.00 pesos bimestrales) quienes no perciban ningún tipo de pensión de otro organismo público.

La ASF mencionó que el pago de las pensiones a personas que ya recibían una implicó recursos por 107 millones 400,900 pesos a cargo del programa Pensión para Adultos Mayores. Ello se encontró una vez que la ASF confrontó los padrones de beneficiarios del programa social con el padrón de los organismos del IMSS, ISSSTE, Pemex e ISSFAM.

En el caso del IMSS, se identificó a 16,990 personas que ya tenían pensión de este organismo público y también recibieron pensión del programa social. Por este grupo de personas, se destinaron 66 millones 305,600 pesos a cargo del programa.

En el ISSSTE, se ubicó a 5,586 pensionados que también recibían dinero del programa Pensión para Adultos Mayores, con lo que representaron recursos del programa por un total de 26 millones 494,400 pesos.

En el padrón de pensionados de Pemex, se identificó a 130 personas que también recibían pensión del programa social y que sumaron recursos por 393,200 pesos, mientras que en el ISSFAM se detectó a 2,153 pensionados que también recibían recursos del programa social y que representaron recursos por 14 millones 207,700 pesos.

La ASF indica que muchos de los beneficiarios lo que hicieron fue primero registrarse para obtener la pensión del programa social, mientras esperaban recibir la pensión que les correspondía de organismos públicos donde trabajaban.

Con ello, la auditoría determinó que se incumplió con las reglas de operación del programa para adultos mayores y con el reglamento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Falta control y supervisión
La ASF expuso que las irregularidades que se presentaron en el padrón del programa Pensión para Adultos Mayores se debieron principalmente a una falta de control y supervisión que acredite la ejecución de los recursos del programa.

Detalla que, en un universo de 100 expedientes seleccionados para revisar la situación del programa, se identificó que muchos expedientes no cumplen con los requisitos establecidos para que un persona pueda tener acceso a la pensión no contributiva.

Por ejemplo, algunos expedientes carecían de una identificación oficial, o no contaban con el comprobante de domicilio con el periodo de vigencia establecido, o bien no se contaba con el acta de defunción de los beneficiarios a los que se les dejó de dar el apoyo social.

Doble ayuda daña al erario
En el 2018, 24,859 personas recibieron pensión doble. Es decir, percibían recursos del programa Pensión para Adultos Mayores y de algún organismo público, como IMSS o ISSSTE.
La pensión que da el programa social es de $1,092 bimestrales.
Estas pensiones implicaron un daño al erario por 107.4 mdp, según la ASF.
En el IMSS se detectaron 16,990 personas con doble pensión.
En el ISSSTE fueron 5,586.
En el ISSFAM, 2,153.
En Pemex, 130.

 

Fuente: Elizabeth Albarrán de El Economista 

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!