• Lunes , 10 diciembre 2018

Él es Sully, el perro que asistió al funeral de George Bush padre

En la sala donde reposaba el cuerpo del exmandatario, dentro de un ataúd cubierto con la bandera de Estados Unidos, un perro labrador retriever fue captado acostado en la alfombra.


Ciudad de México, 04 de diciembre de 2018.- De todas las imágenes que circularon desde el pasado viernes sobre la muerte del expresidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, a los 94 años, una sobresalió por su enternecedor significado.

En la sala donde reposaba el cuerpo del exmandatario, dentro de un ataúd cubierto con la bandera de Estados Unidos, un perro labrador retriever fue captado acostado en la alfombra. El vocero de George H. W. Bush, Jim McGrath, tomó la fotografía y la publicó en su cuenta de Twitter con la frase: “Misión cumplida”.

El perro en la imagen es Sully, entrenado especialmente para acompañar a Bush padre y ayudarle con sus actividades diarias, aseguró la organización America’s VetDogs al HuffPost. Fue recibido en la familia presidencial en junio pasado y fotografías del perro desde que tenía dos años y su mejor amigo humano fueron compartidas regularmente en redes sociales.

El 25 de junio de 2018, la cuenta de George H. W. Bush publicó: “Nos da mucha alegría recibir al nuevo miembro de nuestra familia. Sully, un hermoso y hermosamente entrenado labrador proveniente de @AmericasVetDogs. No podría estar más agradecido, especialmente por su compromiso con nuestros veteranos”.

Después de conocerse la muerte del expresidente, el líder de la organización que entrenó a Sully escribió un sentido mensaje para la familia.

“Fue un verdadero honor darle un perro de servicio como Sully para que estuviera a lado del presidente por los últimos meses. Como un verdadero patriota y un visionario, el presidente Bush será por siempre visto por las personas con discapacidad y sus familiar como un héroe por sus esfuerzos por reforzar la Ley para Estadounidenses con Discapacidad. Estamos por siempre agradecidos por su servicio a las personas de nuestro país”.

Ahora que su mejor amigo no está, Sully pasará la temporada decembrina en una base en Nueva York de la organización America’s VetDog’s Smithtown. Después, se unirá al programa de perros de servicio de otra organización, Walter Reed National Military Medical Center’s Facility Dog Program.

Ahí, trabajará con otros dos perros para ayudar con terapia ocupacional y física a soldados heridos en el cumplimiento de su deber y militares en servicio que están en vías de recuperarse.

Fuente: Excélsior

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!