fbpx
  • Lunes , 21 octubre 2019

Denuncian tortura en el CEAMA

Las viejas prácticas de las autoridades para detener personas u obtener declaraciones

Mérida, Yucatán a 15 de Junio de 2019 (InformaTe Yucatán).- Por obtener unas huellas digitales, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Yucatán abusaron de la fuerza pública contra un menor de edad que terminó ingresado en el Hospital Agustín O’horán por posibles fracturas en los dedos.

Los hechos ocurrieron hace un par de semanas cuando la juez de control de los Juzgados Especiales en Justicia para Adolescentes del Sistema Acusatorio y Oral justicia para adolescentes Manuela Chiu Dorantes, ordenó que se le practicaran unas pruebas al adolescente de nombre J.B.L., al negarse el joven, los fiscales y elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI), sometieron entre cuatro y por momentos, hasta cinco personas, para lograr su objetivo, según consta en pruebas obtenidas por INFORMATE YUCATÁN.

El caso se registró en una sala de juntas de la Dirección del Centro Especializado en La Aplicación De Medidas Para Adolescentes (CEAMA), pese a la petición de la defensora pública asignada al caso para detener la diligencia,  lo cual fue ignorado.

El padre del menor, aunque estaba presente solo podía escuchar los gritos de dolor de su hijo, debido a que es una persona invidente.

El hecho quedó registrado en un video, prueba de que los fiscales violentaron los derechos humanos del adolescente.

Algunos policías no dejaban de sonreír, mientras con los brazos ‘ahorcaban’ al menor.

El caso,  incluso de J.B.L., ya llegó a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey) y la Fiscalía General del Estado ya abrió una carpeta de investigación por tortura.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!