fbpx
  • Domingo , 22 septiembre 2019

Greta no quiere correr la misma ‘suerte’ que Emma Gabriela

Mérida, Yucatán a 13 de septiembre de 2019 (InformaTe Yucatán).- Cansada de la violencia que vivió con su ex pareja Hugo C.V. y ahora de la violencia institucional, a veces Greta Martínez Corona quiere darse por vencida, las autoridades le brindan protección “a medias” –dice-, por días o por horas, mientras su victimario anda libre.

Teme por su vida, un minuto sí y el otro también.

En entrevista cuenta que durante los próximos días se quedará indefensa, por lo menos uno de los dos elementos que le asignan como parte de las medidas de protección para evitar que corra con la misma suerte que Emma Gabriela Molina Canto (asesinada en marzo del 2017 por su ex esposo), será asignado al operativo de seguridad por la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz que se llevará a cabo en Mérida.

Su seguridad, reitera, es intermitente, hay horas donde se queda desprotegida (por cambio de turno de los policías), igual que su hijo de 10 años quien nació en un hogar donde la violencia era “algo normal”.

“Del caso no se ha avanzado nada, no me han dado notificación, ni fecha. En cuanto a protección, si bien se me está proporcionando a mí y a mi hijo, no es continua, durante el cambio de turno hay tiempos en los que no tenemos seguridad, esto es motivo de preocupación para nosotros y no nos sentimos seguros”.

El caso de violencia de Greta se dio a conocer cuando se filtró un video de la violencia que sufría por parte de su ex pareja quien se encuentra libre y quien dice, hace unos días la estaba siguiendo en un automóvil, ahí por el rumbo de Ciudad Caucel.

-¿Quién te cuida?-

“Son dos elementos, por una cumbre que se aproxima tuvieron que retirar a uno de los elementos –pero- los van rotando y las personas no saben de quien nos tienen que defender.”

El viernes pasado me avisaron que por la Cumbre (de Premios Nobel de la Paz), desde el viernes los encuartelan y por lo tanto no podían cubrir por completo 24 horas de protección, dijo.

“Temo por mi vida, es muy claro para mí el objetivo del papá de mi hijo, a veces quisiera irme porque aquí no han cumplido. La justicia me ha criminalizado, humillado y me ha hecho creer que debo tener vergüenza de lo que me ha pasado; no me pasó, me lo hicieron, no hay ningún motivo para justificar esta violencia”.

El proceso no ha sido fácil ni para ella, ni para su hijo, quien lamentablemente nació en un ambiente violento, pero con el paso del tiempo se ha dado cuenta que la vida no es así. “Cuando estás dentro –de un hogar violento- no lo puedes ver, te tachan de tonta, de dejada, de incómoda, de lo peor.”

Greta fue testigo este viernes, de cómo el empresario Martín Alberto Medina Sonda era condenado a 50 años de prisión por feminicidio agravado en contra de su ex esposa y madre de sus tres hijos, Emma Gabriela Molina Canto. No quiere ser la siguiente estadística de feminicidio en Yucatán, también lo tiene claro.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!