fbpx
  • Sábado , 15 agosto 2020

Insisten en tapar el Paso Deprimido

La obra cumple 9 años y sigue inundada/


Mérida, Yucatán a 4 de Julio de 2020 (InformaTe Yucatán).- Nueve años han pasado desde la construcción del polémico Paso Deprimido y ahora, quienes se opusieron a la construcción, piden que se rellene para que no siga costando a los meridanos.

Esta mañana, integrantes del Frente Cívico Familiar y del Colectivo “4 de Julio” que surge a raíz de la represión que sufrieron por parte de personas que, asumen, fueron enviadas por la alcaldesa de ese entonces, la priísta Angélica Araujo Lara, regresaron a dicho distribuidor vial que permanece inundado a más de un mes de las lluvias que dejó la tormenta Cristóbal.

Ahí, pidieron al alcalde Renán Barrera Concha (uno de los opositores agredidos en esa ocasión), que informe del costo total de la obra y los gastos generados por las fallas de la obra.

El arquitecto David Sosa Solís calificó de una “ocurrencia impuesta” de la obra, no hubo planeación y siguió adelante a pesar de todo el rechazo de la sociedad civil y los colegios de profesionales. El Colegio de Arquitectos del que forma parte indicó, se opuso desde un principio a la obra con argumentos.

“Hoy el tiempo nos da la razón, lo que tenemos a nuestras espaldas es de una ocurrencia, el diseño no era el optimo, el lugar no era el adecuado y la obra no se necesitaba. No ha funcionado, solamente resuelve el flujo vehicular de norte a sur y las demás combinaciones que permitía la glorieta original no las resuelve”, subrayó.

“NO SE PUEDE GOBERNAR AL MARGEN DE LA SOCIEDAD”

La activista Patricia McCarthy, llamó al Gobierno Municipal a trabajar de la mano de la sociedad.

“Qué tipo de estudios se están haciendo, a quienes se están consultando, si se están tomando acciones no se ha comunicado. Una política que se concibe sin participación ciudadana, no es democrática, independiente de que sea la mejor opción técnica, hay que sentar a la mesa a la sociedad, a los expertos, al Gobierno, y plantear cuales son las alternativas”, apuntó, Patricia McCarthy Caballero del Frente Cívico.

“Lo que no podemos olvidar es que no se puede gobernar al margen de la sociedad, la participación ciudadana es una condición para un buen gobierno, para mejor toma de decisiones, a eso estamos llamando a la memoria colectiva, no solo a tapar la obra, a recordar una golpiza, sino a recordar que no se puede gobernar al margen de la sociedad, ni hoy ni nunca, ni aquí, ni en ningún estado, ni región del mundo, le tiene que quedar claro a la sociedad, pero también a los gobierno”, remarcó.

Abogado José Enrique Gutiérrez López, fungía como Cónsul Honorario de Holanda en 2011.

Recordaron que algunas de las razones para oponerse a este proyecto fue la falta de sustento técnico en cuanto a la viabilidad de la obra, no se tenía información de impacto ambiental y la obra implicaba una seria afectación a la capa vegetal y afectaciones tanto de la calidad de la imagen urbana como a las condiciones ambientales, tampoco existía ninguna evidencia que confirmara que realmente este crucero era un punto grave de conflicto vial como lo demostraron diversos estudios de especialistas, entre ellos del Plan Estratégico de Mérida.

 

“No estamos pidiendo que tapen el Paso Deprimido y ya, no somos reactivos, hacemos propuestas, en el caso de La Plancha estamos proponiendo un parque, aquí demandamos que la avenida que es el patio trasero del Paseo de Montejo y por eso están las agencias automotrices, así comenzó a crecer y hoy llega hasta Xcanatún y sigue siendo una avenida de pueblo, de pueblo norteño (fronterizo), necesitamos una avenida del Siglo XXI, no del siglo xx como el paseo de Montejo”, mencionó José Luis Sierra.

La solución que se propuso en el 2011 antes de la construcción de la obra, fue calificada por numerosos expertos como un retroceso en materia de urbanismo y de conservación de la imagen urbana de una zona considerada patrimonio cultural

“Se violaron en todo el proceso diversas disposiciones legales. Las voces de las organizaciones, de los ciudadanos en general y de los técnicos y especialistas, fueron ignoradas. Esto no debe volver a pasar” insistieron

También le pidieron escuchar a los expertos y a los ciudadanos porque ya no se pueden seguir imponiendo obras de este tipo o como el del Tren Maya que de acuerdo a Fonatur, pretenden construir una estación subterránea que pase por el Centro de Mérida hasta los terrenos de la Plancha (antigua estación central).

Dejaron claro, que el problema que registra hasta hoy el paso Deprimido es un ejemplo de lo que pasará si el Gobierno Federal se aferra a construir bajo tierra.

También estuvieron en el lugar, los doctores Luis Fernando Quintal Flores y Alfonso Peniche Manzano, Pilar Peniche Manzano, José Enrique Gutiérrez Loría (ex cónsul de Holanda en ese tiempo), así como Alberto Arjona también del Frente Cívico.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!