fbpx
  • Miércoles , 23 octubre 2019

Denuncian negligencia médica en el Hospital O’Horán

La familia de Claudia Hernández espera un milagro, porque solo eso, pueda salvarle la vida. En el Hospital público de Mérida, los doctores se encuentran rebasados/ Preparan denuncia legan contra el Hospital.


Lizbeth Hernández, hermana de Claudia, paciente actualmente ingresada en terapia intensiva por una presunta negligencia médica.

Mérida, Yucatán a 04 de octubre de 2019 (InformaTe Yucatán).-Claudia Gabriela Hernández Pacheco, se debate entre la vida y la muerte por una presunta negligencia médica en el Hospital General Agustín O’horán.

La mujer de 47 años de edad y madre de familia, ingresó al nosocomio (urgencias) el viernes 13 de septiembre pasado por un cuadro de neumonía, con el paso de los días, ‘pescó’ una bacteria intrahospitalaria que la tiene al borde de la muerte, tiene el cerebro inflamado y está en “un sueño profundo”, denunció su hermana Lizbeth Hernández Pacheco, señalando la tardía reacción del personal médico para brindarle cuidados intensivos.

“Tenemos 21 días en el hospital y solo un milagro puede salvar a mi hermana, nos han dicho nos vayamos despidiendo de ella”, relata.

Luego de dar a conocer el caso de su hermana a través de redes y medios de comunicación, denuncia acoso por parte de guardias y personal del hospital, sin embargo, asegura no tener miedo, pero tampoco está dispuesta a permitir que más personas corran la misma suerte de Gaby, como le dicen de cariño a su hermana.

 

“SE SOBRE INFECTÓ”, DICEN LOS DOCTORES

La falta de atención, de sentido humano y el puente patrio, retrasaron la atención y la realización de estudios que necesitaba, hoy presenta una sobreinfección, se le alojó una bactería ‘baumanni’ en ambos pulmones,  posteriormente presentó una falla renal por la que tienen que aplicarle hemodiálisis, servicio que no se presta los fines de semana y tenían que contratar por su cuenta una máquina y a un nefrólogo.

“A ella la ingresan el 13, tenían que hacer unos estudios de urgencia, pero se atraviesa el puente patrio y nos dicen que hasta 17 le harían los estudios, no sabemos a ciencia cierta y se los hicieron, ella estaba en aislamiento, no sabíamos que tenía, unos nos decían que era influenza, otros neumonía. El viernes 20, presentó un broncoespamo, la sedan y la entuban, la trasladan a un salón “en estado crítico” y en la noche, es canalizada a terapia intensiva y ahí, el doctor le comenta a su hija, porque tardaron tanto de subirla de urgencias a terapia intensiva”.

El sábado 29 de septiembre requería una cirugía, la bajan a sala 26 horas después, nos dicen que durante la operación “hubo un fallo técnico con el cateter, luego nos dicen que está inflamado el cerebro, que tiene sangre…, refiere.

Hoy, es viernes y para la familia de Gaby viene otra preocupación, es fin de semana y la atención médica se ve mermada, los servicios también y no saben como evolucionará su hermana. Acuden a un hospital público, porque como muchas familias yucatecas, no tienen los suficientes recursos para costear la atención de una clínica particular, “somos parte del pueblo” recalcó Lizbeth.

“Yo no sé si Gabriela despierte, si regrese, quizás no se haga algo (para salvarle la vida), pero estoy segura que podemos ser un parteaguas, no es posible que urgencias y terapia intensiva no laboren los fines de semana”.

Apenas el lunes pasado, una persona falleció a las afueras del hospital, el domingo se quejaba de dolor, una persona lo metió a urgencias y lo sacaron, horas más tarde perdió la vida, si era un indigente o no, no se merece una muerte así. Es increíble cuanta negligencia medica hay en el O’horán, lamentó.

Ante esa situación y la que viven muchos pacientes y familias ahí, hizo un llamado a los diferentes niveles de Gobierno para que realicen una revisión de los servicios que aquí se prestan, ya que a pesar de lo ocurrido, el director del Hospital Marco Antonio Cetina Cámara, quien “no ha dado la cara”.

 Al secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas, al alcalde Renán Barrera Concha, al gobernador Mauricio Vila Dosal y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, les reiteró el llamado a mejorar los servicios de salud, tanto del municipio, como del estado, como del país y no permitir que más gente muera por una negliencia médica o porque tiene que trabajar “con lo que hay”.

Advierte, procederá legalmente contra el nosocomio y llegarán hasta las últimas consecuencias.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!