fbpx
  • Sábado , 19 septiembre 2020

Urge un país unido, no dividido entre “buenos” y “malos”

La Sesión Solemne del Cabildo  se realizó con representantes de los diferentes niveles de Gobierno quienes se unieron de manera virtual.


Mérida, Yucatán a 15 de septiembre de 2020 (InformaTe Yucatán).- “Quién no conoce su historia, está condenado a repetirla”, rememorando la frase atribuida entre ellos a Cicerón, el abogado José Luis Vargas Aguilar, orador huésped de la Sesión de Cabildo en el marco del 210 aniversario del inicio de la Independencia de México, destacó la urgente necesidad de unión del pueblo mexicano dividido hoy entre “buenos” y “malos”.

Hay que conocer para entender y transformar, necesitamos conocer el pasado para entender el presente y transformar el futuro. No podemos transformar nada si no entendemos el presente y caemos en las incoherencias y contradicciones históricas, reiteró el ex Director de la Facultad de Derecho de la Uady.

“Un 15 de septiembre de 1864 don Benito Juárez se encontraba huyendo, era perseguido por los franceses, le tocó en el desierto una fiesta inédita, como la de ahorita, porque ahorita es un momento histórico-inédito, que no podremos festejar como estamos acostumbrados las fiestas patrias, pues algo por el estilo pasó hace más de 200 años con Juárez, no por una pandemia, pero si para defender desde otro punto, la soberanía nacional…ahí  -en el desierto- dijo que no podrían gritar con felicidad ¡viva México! porque estamos siendo ofendidos, por la invasión, la intervención y la traición; hoy podemos decir, por el narcotráfico y la corrupción..”

Uno de los puntos para lograr la independencia fue la “unión” de todos los mexicanos, no la desunión, cuanta falta le hace hoy a México  en todos los sentidos, respetando nuestras caracterizas e individuales personales, el sueño Iturbidista está lejos el país de alcanzarlo.

MÉRIDA DE 10

Por su parte, el alcalde  Renán Barrera Concha, invitó a los ciudadanos a  continuar labrando juntos los cambios que requiere nuestra ciudad para ser una Mérida de 10.

Actualmente todos vivimos un tiempo difícil que reclama paciencia, comprensión, voluntad de cambio y sobre todo solidaridad.

“Vivimos un septiembre diferente, austero, con menos bullicio y un confinamiento obligado para no aumentar los riesgos de la salud. Una epidemia mundial ha amenazado nuestra salud, nuestra economía y, desde luego nuestra normalidad pública acostumbrada a la fiesta popular, a la convivencia de todo el pueblo, puntualizó.

Manifestó que septiembre, que es el mes del grito, ahora lo es de las campanas y en cierto modo del silencio o de la alegría íntima, la que no se expresa en las calles y plazas.

También dijo que la libertad que hoy gozamos gracias a la lucha de los próceres debe estar siempre en función del bien común, ese conjunto de condiciones de la vida social que permiten encontrar a todos los miembros de una comunidad los medios necesarios para alcanzar juntos mejores niveles de desarrollo colectivo e individual.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!