fbpx
  • Viernes , 2 diciembre 2022

Salva IMSS Yucatán vida de una niña con histoplasmosis diseminada

Este padecimiento se contrae por la inhalación de las esporas de un hongo llamado Histoplasma Capsulatum, que se encuentra en el excremento de aves o murciélagos.


La ardua labor de un equipo multidisciplinario del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, salvó la vida de Victoria, una niña de 12 años de edad, hospitalizada por casi tres meses a causa de una histoplasmosis diseminada progresiva, padecimiento que en muchos de los casos llega a ser mortal, por ello es importante  brindar al paciente el tratamiento médico oportuno.

La especialista en Pediatría, doctora Carolina Watty Cáceres, explicó que la histoplasmosis diseminada es una enfermedad infecciosa endémica que se contrae por la inhalación de esporas de un hongo llamado Histoplasma Capsulatum, que se encuentra en áreas húmedas habitualmente con excremento de aves o murciélagos y afecta principalmente los pulmones; sin embargo, en algunos casos el hongo llega a invadir otros órganos y pone en riesgo la vida del paciente.

La pediatra explicó que la pequeña fue atendida en el IMSS Yucatán, el 18 de julio de este año, por una fractura de hombro, durante el interrogatorio se reportó fiebre en días previos, y en la valoración médica se detectó afección respiratoria, dolor abdominal intenso y lesiones en la piel, lo que hizo sospechar el diagnóstico de histoplasmosis.

De igual forma, la pequeña presentó deterioro hemodinámico y ante la evidencia de los datos tomográficos de abdomen agudo, el equipo de especialistas del área de cirugía pediátrica deciden intervenir quirúrgicamente, es entonces cuando  detectaron crecimiento importante de hígado,  crecimiento ganglionar y edema, por tal motivo, fue  trasladada al área de terapia intensiva y es asistida con ventilación mecánica por casi un mes.

La doctora indicó que la menor presentó enfermedad multinodular pulmonar, de primera instancia, así como hepatomegalia (cuando el hígado está agrandado), lesiones cutáneas y en mucosas, fiebre de difícil control, incluso se registró una pericarditis (inflamación de membrana que rodea al corazón) con derrame y afección  abdominal.

“A pesar de tener una evolución difícil, una larga estancia hospitalaria, con complicaciones e infecciones asociadas a los cuidados de la salud, a la ventilación asistida de larga evolución, así como efectos secundarios de la medicación específica para el padecimiento que ameritó por cuatro semanas y que ocasiona desequilibrio en los niveles séricos de potasio, su evolución fue buena y ella se va ya con un pulmón con muchísima mejoría con respecto al inicio, sin déficit pulmonar, su corazón e hígado actualmente están sanos por completo; las lesiones cutáneas ya se curaron y por eso es un caso de éxito, porque la histoplasmosis diseminada progresiva está descrita con un alto índice de mortalidad”.

El señor José León, papá de la pequeña Monserrat, externó su agradecimiento a todo el equipo médico: “El mensaje que le daría a la gente es que aquí hay muchos médicos, buenos médicos, sí son muy buenos. Gracias a todos, muchas gracias por ayudar a que mi hija haya vuelto a nacer”.

Fue un trabajo en equipo en el que se involucraron especialistas en Pediatría, Infectología, Terapia intensiva, Enfermería, Epidemiología, Rehabilitación, Personal de la Clínica de Heridas, Nutrición, así como de muchos otros servicios del-IMSS quienes acompañaron a la pequeña el 19 de septiembre, en su día de alta hospitalaria.

Actualmente, la menor ya fue dada de alta y se encuentra bajo supervisión médica para monitorear su evolución.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!