fbpx
  • Viernes , 30 julio 2021

Continúa la disputa por la zona arqueológica de Dzibilchaltún

Desde hace 18 días, ejidatarios mantienen cerrado el acceso a la ciudad maya./ El INAH solicitar expropiar la zona arqueológica.


Mérida, Yucatán a 20 de julio de 2021 (InformaTe Yucatán).- Las diferencias entre grupos ejidales del municipio de Mérida por apoderarse de los recursos que ingresan a la zona arqueológica de Dzibilchaltún obligó al cierre de este sitio turístico patrimonio de la nación y del estado de Yucatán desde el pasado 2 de julio. A la fecha, ni las autoridades federales del INAH, ni la delegación del Registro Agrario Nacional han hecho algo por solucionarlo.

El problema radica en que la zona arqueológica de Dzibilchaltún se encuentra divida en una sección por el ejido de Chablekal, que ahora se disputa la condición de abrir un estacionamiento en el perímetro de acceso al sitio turístico para cobrar por este espacio, como lo ha hecho por décadas el ejido de Dzibilchaltún.

Según dio a conocer el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) el pasado viernes solicitó a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la solicitud de expropiación de un polígono de 53 hectáreas, que el Ejido de Chablekal solicitó al INAH, respecto la zona arqueológica de Dzibilchaltún.

El INAH informó que el oficio dirigido al secretario de la Sedatu, anexó el dictamen de utilidad pública emitido por el arqueólogo Ángel Góngora Salas del INAH Yucatán, y se espera que pueda ser analizado a la brevedad, en lo que el INAH continúa realizando las gestiones necesarias para atender las diversas solicitudes del núcleo agrario en Yucatán.

La zona de Monumentos Arqueológicos de Dzibilchaltún tiene una extensión aproximada de 5 millones 701 mil 707.87 m2 y destaca por ser también un Parque Nacional en donde convergen tierras de uso común ejidal con el patrimonio arqueológico y natural.

Desde el pasado 2 de julio, los ejidatarios de Chablekal realizaron una protesta a las puertas de este recinto histórico-cultural y con alta presencia turística para exigir la corresponsabilidad de espacio y captación de recursos para los asociados ejidales, como sucede con los actuales concesionarios de dicho espacio, situación que ha polarizado las condiciones entre ambas poblaciones y con ello, el cierre del sitio turístico.

La importancia de este punto de interés turístico cultural es la presencia de turistas de cruceros que arriban a nuestro estado desde el Puerto de Progreso. Además de los numerosos visitantes locales y nacionales que acuden desde la ciudad de Mérida.

Con  datos del Patronato de las Unidades Culturales y Turísticas del estado de Yucatán, la zona arqueológica recibe anualmente unos 60 mil visitantes.

Con la condición de la emergencia sanitaria por el Covid, la zona arqueológica estuvo cerrada casi 9 meses, si bien, este sitio que incluye un museo de sitio y un cenote, vestigios arqueológicos y coloniales de más de mil 200 años, se cerró debido a la confrontación entre grupos de ejidatarios que exigen se les adjudiquen espacios para su control y beneficio.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!