fbpx
  • Viernes , 26 noviembre 2021

La NASA lanza la primera nave que busca impactar con un asteroide para desviarlo

Este miércoles despegó una histórica misión de la NASA, que forma parte de la estrategia defensiva de la agencia espacial.


24 de noviembre de 2021.- Se espera que la sonda DART (Double Asteroid Redirection Test en inglés) se estrellará contra una roca de casi 160 metros llamada Dimorphos en octubre 2022, con el objetivo de ver si esta tecnología permite cambiar la trayectoria de un asteroide y se podría utilizar para evitar la posible colisión de una futura amenaza contra la Tierra.

La agencia espacial estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés) lanzó la noche del martes la Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble (DART, por sus siglas en inglés), en lo que constituye la primera misión de prueba de defensa planetaria diseñada para cambiar el curso de un asteroide y evitar que choque con la Tierra.

La misión, que cuenta con el la colaboración de la Universidad  Johns Hopkins, ayudará a determinar si estrellar deliberadamente una nave espacial contra un asteroide es una forma efectiva de desviar dicho asteroide.

Te puede interesar | Científicos buscarán vida en Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano al Sol

DART despegó con éxito a las 22:21 horas de este martes (hora local), desde la Base de la Fuerza Especial Vanderberg en California, dentro de un cohete Falcon 9 de SpaceX.

Tras 55 minutos de vuelo, la nave espacial DART se separó del Falcon 9 para orientarse hacia el Sol.

DART viajará millones de kilómetros de forma autónoma antes de impactar deliberadamente contra Dimorphos, un pequeño asteroide que gira en torno a uno más grande llamado Didymos, con el objetivo de alterar ligeramente su órbita.

Se prevé que el viaje dure 10 meses antes de llegar a su destino, a 11 millones de kilómetros de la Tierra. El asteroide con el que la nave robótica se estrellará a muy alta velocidad es del tamaño de un estadio de fútbol, mientras que el tamaño de Didymos (gemelo en griego) es cinco veces más grande.

La pequeña luna, llamada Dimorphos, es uno de los objetos astronómicos más pequeños con nombre permanente. Con 160 kilómetros de diámetro, su tamaño es típico entre los asteroides conocidos, que son restos que quedaron de la formación del sistema solar hace 4 mil 600 millones de años.

Si bien ninguno de los dos asteroides es un peligro para la Tierra, la misión ayudará a la NASA a poner a prueba las capacidades de defensa planetaria, en caso de que sea necesario desviar un asteroide en curso de colisión con nuestro planeta en el futuro.

Los investigadores tendrán la posibilidad de ver de cerca el sistema de asteroides Didymos, aunque sea brevemente, gracias al generador de imágenes DRACO a bordo de DART y un CubeSat, LICIACube de la Agencia Espacial Italiana.

Lanzado justo antes del impacto, LICIACube -del tamaño de una caja de zapatos- documentará el impacto de DART y sus consecuencias. DRACO, la cámara de reconocimiento es el único instrumento a bordo de DART. Servirá principalmente como sistema de navegación óptico de DART, capturando imágenes que ayuden a la nave a alcanzar su objetivo. DRACO introducirá sus imágenes en el algoritmo de navegación en tiempo real autónomo (SMART Nav), un sistema que, en las últimas horas de la nave, guiará a DART de manera precisa y automática a Didymos B. | Aristegui Noticias

 

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!