fbpx
  • Viernes , 22 noviembre 2019

Mujeres huyen de la violencia, refugios llenos

En lo que va de este 2019, Yucatán contabiliza tres feminicidios y seis muertes de mujeres consideradas homicidio doloso, según el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.


Foto: El Economista

Mérida, Yucatán a 02 de Octubre de 2019 (InformaTe Yucatán).-  Cada vez son más las mujeres que huyen de hogares violentos y buscan en Mérida, un refugio donde proteger sus vidas. Son víctimas de intentos de feminicidios en algunos casos, mujeres que han escapado de sus casas, a veces solas, a veces con hijos si el tiempo les alcanza. Algunas cambiaron de lugar de residencia, llegaron a vivir a Yucatán, aunque la sombra de la violencia, nunca las dejó de perseguir.

Fabiola García Magaña, directora del Instituto Municipal de la Mujer, informó que en menos de dos meses que comenzaron a operar las 12 habitaciones del Centro de Atención y Refugio para Mujeres en situación de violencia extrema (CAREM) , están al 100%, sin embargo, del 1 de septiembre del 2018 a la fecha, 40 mujeres buscaron refugio a través de dicho instituto.

Esto lo atribuye, a los servicios y la red de apoyo que reciben las mujeres (no todas son yucatecas, ni todas viven en Mérida).

Al mes, el IMM llega a atender de 300 hasta 600 mujeres víctimas de violencia, otras más, tienen un acercamiento a la institución a través de la Línea Rosa preguntando el tipo de servicios que brindan o bien, denunciando que alguien cerca de sus casas o en su círculo familiar es una víctima más.

“Hay mucha violencia familiar, las mujeres hablan para solicitar información, si mi amiga o mi vecina está pasando un episodio de violencia y con ellas, se hace un cordón de seguridad”.

En ese sentido, García Magaña indicó que el 80% de las víctimas de violencia se reduce al entorno familiar, “las mujeres que atendemos en el refugio están en una situación de violencia extrema y en el refugio están en un espacio seguro al igual que sus hijas e hijos adolescentes. Los espacios de refugio son una medida de prevención a los feminicidios”, acotó.

Otras mujeres dijo, prefieren no entrar al refugio, empero, se activa una red de apoyo fuera de la ciudad de Mérida y es el Instituto que se encarga del traslado por su seguridad, mientras inicia todo el plan de atención. En ese sentido, explicó, las mujeres son del interior del estado, algunas de la capital y en el menor de los casos, mujeres extranjeras que llegaron a vivir a la ciudad, casadas con mexicanos que también están  en situación de violencia.

El Ayuntamiento de Mérida ha regresado a su país a una mujer canadiense y a una china y cuando deciden permanecer dentro de México, se realiza la vinculación con la Red Nacional de Refugios a la que pertenece el Instituto Municipal de la Mujer.

“Hay mujeres que entran al refugio sin sus hijos porque en ese momento es su vida y sus hijos están en otros espacios. Hemos recibido a mujeres hasta con siete hijos e hijas”.

Semáforo Delictivo, reportó que durante el mes de agosto, se registraron 95 casos de violencia familiar, la mayoría de los casos ocurrieron en la capital yucateca con 84 casos denunciados, Hunucmá 2, Kanasín 4, Progreso  2 y Tekax, Cacalchén e Izamal, con un caso cada municipio.

La última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares  (ENDIREH) publicada en el 2016, refiere que en Yucatán, el 66.8% de las mujeres ha vivido algún tipo de violencia, la media nacional, refiere, es del 66.1%. También señala que el 23.9% sufren violencia en el ámbito escolar, el 25.5% en el trabajo y el 37.2% sufren violencia comunitaria, es decir, en la iglesia, taxi, cantina, bar, mercado, plaza, tianguis, centro comercial, vivienda en particular, feria, fiesta, asamblea o junta vecinal, transporte o cualquier otro espacio público. De igual manera, el 45.2% reportó violencia de la pareja a lo largo de la relación actual o la última relación y el 36.5% (por encima de la media nacional del 33.4%) denunció violencia obstétrica.

Ese mismo estudio precisa, que los agresores más señalados son los hermanos, el padre y la madre; mientras que los principales agresores sexuales son los tíos y los primos y en promedio, cada mujer declaró 1.6 agresores.

En muchos casos, las mujeres no denuncian, porque consideran “Se trató de algo sin importancia que no le afectó”, “Miedo a las consecuencias o amenazas”, “Vergüenza”, “Pensó que no le iban a creer o que le iban a decir que era su culpa” o simplemente “No sabía cómo o dónde denunciar”

De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios en Yucatán de 2007 a 2012 se registraron 44 feminicidios; 24 de ellos fueron cometidos por las parejas o por familiares de las víctimas, principalmente por los esposos. Si bien en septiembre de 2012 el feminicidio fue incorporado como delito al Código Penal del estado de Yucatán, fue en 2014 cuando se incluyó como “delito grave” (Equipo Indignación, 2014). Mientras tanto, en 2013 se registraron trece casos, y diez más en 2014), refiere el estudio sobre “La violencia de género contra las mujeres en Yucatán”.

En lo que va de este 2019, Yucatán contabiliza tres feminicidios y seis muertes de mujeres consideradas homicidio doloso, según el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dado a conocer el pasado 20 de agosto.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!