• Miércoles , 20 marzo 2019

Mueren los 157 ocupantes de un avión estrellado en Etiopía

Dos españoles han fallecido en el accidente, ocurrido poco después de que el aparato despegara de la capital etíope, Adís Abeba, en dirección a Kenia


(El PAÍS).- No hay supervivientes del accidente de avión que este domingo se ha estrellado a pocos kilómetros de Adís Abeba (Etiopía) con 157 personas a bordo: 149 pasajeros y ocho tripulantes, según una estimación de Ethiopian Airlines, la compañía que opera el vuelo. Dos de los pasajeros, de los que aún no se ha revelado su identidad, son españoles, según confirma el ministerio de Asuntos Exteriores.

Entre los fallecidos, de más de 30 nacionalidades distintas según la compañía, se encuentran además 32 kenianos, 9 etíopes, 18 canadienses, 8 italianos, 8 chinos, 8 estadounidenses, 7 británicos, 7 franceses, 6 egipcios, 5 holandeses, 4 indios, 4 eslovacos, 3 austriacos, 3 suecos, 3 rusos, 2 marroquíes, 2 polacos y 2 israelíes. También han muerto pasajeros (uno de cada país) de Bélgica, Indonesia, Somalia, Noruega, Serbia, Togo, Mozambique, Ruanda, Sudán, Uganda y Yemen. Cuatro de las personas a bordo se habían registrado en el vuelo con pasaporte de Naciones Unidas, y no se han hecho públicas de momento sus nacionalidades.

La nave volaba hacia la capital de Kenia, Nairobi, cuando el piloto detectó problemas y pidió permiso para regresar al aeropuerto de partida, según ha afirmado el presidente de la compañía aérea, de propiedad estatal. El ejecutivo se ha desplazado al lugar del impacto, que ha provocado un cráter.

El avión del vuelo ET302, un Boeing 737-800 MAX, desapareció del radar a los seis minutos de despegar de la capital etíope. El accidente ocurrió en el entorno de la localidad de Bishoftu, a unos 50 kilómetros al sur de Adís Abeba. La nave había despegado a las 8.38 de la mañana (6.38 hora peninsular española) según un comunicado de la compañía.

El vuelo tenía previsto concluir en el aeropuerto internacional de Nairobi Jomo Kenyatta a las 10.25 hora local (8.25 hora peninsular española). En la capital de Kenia, La ONU inaugura este lunes la cuarta sesión de su Asamblea de Medioambiente.

“Todavía espero que todo salga bien”, ha acertado a decir Peter Kimani, que ha acudido al aeropuerto de Nairobi para recoger a su hermana Florence Wangari, una enfermera que “viajaba mucho”. “Lo único que podemos hacer es rezar por que ella no hubiera cogido el vuelo”. Khalid Ali Abdulrahman ha tenido mucha suerte. Había ido al aeropuerto a recoger a su hijo cuando ha oído que el avión se había estrellado: “Estaba en estado de shock pero poco después mi hijo me ha llamado para decirme que seguía en Adís Abeba y que no había embarcado en el avión”.

La Embajada de España en Etiopía ha señalado que está en “contacto permanente” con los familiares de los dos españoles. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, han manifestado su pésame a las familias. También el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, ha transmitido sus condolencias por el incidente a través de su cuenta de Twitter. “La oficina del primer ministro, en nombre del Gobierno y el pueblo de Etiopía, quiere expresar sus más profundas condolencias a las familias que han perdido a sus seres queridos en Ethiopian Airlines Boeing 737 en Nairobi, Kenia esta mañana”, ha manifestado. Se han unido a sus palabras de lamento los presidentes de Kenia, Uhuru Kenyatta, y de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!