fbpx
  • Viernes , 7 octubre 2022

El narco pone en jaque a Ciudad Juárez

Ataques múltiples del crimen organizado expanden el terror en las calles de la localiad fronteriza tras un motín en la prisión del Cereso horas antes.


Fuerzas de seguridad afuera de una de las tiendas de convenicencia que fue atacada este jueves, en Ciudad Juárez. JOSE LUIS GONZALEZ (REUTERS)

Ciudad de México, 12 de agosto de 2022 (El País).- El terror del narco en México ha vuelto a enseñar los dientes este jueves con un saldo de 11 muertos. Al menos dos mujeres fallecieron por un incendio provocado con cócteles molotov en una tienda de conveniencia en Ciudad Juárez, en Chihuahua, al norte de México y frontera con Estados Unidos.

En un ataque múltiple, según los testimonios de los vecinos, los criminales han incendiado y baleado además otros comercios y gasolineras y han quemado un autobús que transportaba empleadas de una fábrica, maquiladoras. También, cerca de las 20.30 horas, otro grupo armado ha asesinado a cuatro personas a las puertas de una pizzería, entre ellos, un locutor de radio, Alan González y tres compañeros, según informa la prensa local.

Al entrar la noche, casi todas las tiendas de conveniencia, el blanco principal de las agresiones, estaban bajando las cortinas, cuenta a EL PAÍS una vecina por teléfono. El caos se ha apoderado de parte de la ciudad unas horas después de que en la cárcel estatal se produjera un motín con varios reos asesinados.

”Lamento profundamente la pérdida de vidas humanas en este evento tan atroz contra Ciudad Juárez”, ha declarado la gobernadora de Chihuahua Maru Campos en un mensaje de Twitter. ”Condeno los hechos violentos que ocurrieron la tarde de hoy. Reitero mi compromiso de trabajar al máximo de mis fuerzas y capacidades para garantizar el bienestar de los juarenses”, agregó. Esta ha sido la primera declaración oficial después de seis horas de ataques.

Las autoridades estatales no han informado hasta el momento de la conexión entre los múltiples ataques que han causado el pánico en diferentes puntos de la ciudad. Este diario ha tratado de contactar a la Fiscalía de Chihuahua para obtener más detalles sobre lo ocurrido, pero no ha obtenido respuesta. Y cada uno de los golpes se conocen a cuentagotas, como hechos aislados. La prensa local cuenta una decena de agresiones a balazos, cócteles molotov, incendios y hay al menos nueve personas asesinadas. La Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) canceló las clases de este jueves y mantendrá de forma virtual las actividades académicas del viernes y el sábado.

Según la prensa local, todo comenzó en la cárcel. Alrededor de las 13.00 horas de este jueves, la Fiscalía de Chihuahua informó de que había conseguido contener una “riña” dentro de la prisión estatal entre pandillas rivales. El saldo: tres hombres asesinados. Y unas horas después, vídeos de vecinos grabados con el móvil alertaban de que un grupo de hombres armados había arrojado cócteles molotov y balazos a conocidas cadenas locales de alimentación, como Rapiditos Bip-Bip, OXXO, CircleK o Del Río —propiedad de Alejandra de la Vega, una de las empresarias más ricas del Estado, dueña también del equipo de fútbol Los Bravos—.

Alrededor de las 17.00 horas, al sureste de la ciudad, en la colonia Infonavit Juárez Nuevo, en una tienda de la cadena OXXO, dos mujeres fueron asesinadas tras un ataque con cócteles molotov que incendiaron el negocio en cuestión de segundos. Según la información que publica el Diario de Juárez, que cita a las autoridades municipales, las víctimas eran una empleada del establecimiento y otra joven que había acudido a pedir trabajo.

Lanzaron también bombas contra otra sucursal OXXO que se localiza en la avenida Ejército Nacional y Manuel Gómez Morín, donde los encargados de la empresa lograron salir a salvo.

En otro establecimiento similar, de la cadena Circle K, cuatro personas fueron atacadas a balazos por otro grupo de hombres armados. En el ataque, un adolescente de 15 años ha resultado herido y trasladado a un hospital. No hubo ningún intento de robo, mencionan las autoridades locales, en ninguno de los casos.

Más tarde, otro grupo de empleados de una tienda de conveniencia denominada Del Río, fueron agredidos a golpes y a balazos. Un hombre resultó lesionado tras el ataque, informa la prensa local. También, arrojaron cócteles molotov contra una gasolinera ubicada en el cruce de la calle San Antonio y Gómez Morín y sus instalaciones fueron baleadas.

Además de los comercios, las autoridades reportaron una masacre a las puertas de una pizzería de la cadena Little Caesar´s, en la avenida Ejército Nacional y Rancho Mesteñas en Pradera Dorada. Cuatro hombres fueron acribillados a balazos, entre ellos el locutor de la estación de radio Switch, Alan González, y otros dos clientes del local fueron heridos de bala. También fue denunciado el incendio de un autobús que transportaba al personal de una fábrica, conocida en el norte como maquiladora. Los pasajeros lograron descender antes de que fuera consumido por las llamas.

Sin que una autoridad explique lo sucedido, el caos que ha vivido Juárez este jueves se ha mezclado con la macabra cotidianidad de la violencia que asedia a la ciudad fronteriza desde hace décadas. Una cabeza cercenada arrojada en un terreno fue hallada también en la tarde de este jueves, informa el Diario de Juárez.

“Es la segunda extremidad cefálica encontrada en menos de 24 horas”, informa el periódico. Y en otro punto de la ciudad, en el fraccionamiento Paraje de Oriente, un hombre fue acribillado a balazos mientras huía de sus agresores. “Este es el homicidio doloso 49 del mes de agosto”, cuenta el diario. En Juárez, una ciudad de un millón y medio de habitantes, se ha matado a un ritmo de casi 5 personas al día solo en este mes.

En los vídeos que circulan en las redes sociales, se observan coches atascados en el tráfico mientras suenan de fondo los balazos. Policías estatales y municipales se enfrentaban contra algunos grupos de delincuentes en la avenida Tecnológico cuando los conductores, desesperados, decidieron bajarse de sus vehículos y resguardarse del plomo tras la carrocería de los coches.

Los múltiples ataques que han puesto en jaque a una de las capitales simbólicas de la frontera norte, pegada a El Paso (Texas, Estados Unidos), se han producido solo unos días después de que en el centro del país, en municipios de Jalisco y Guanajuato, grupos del crimen organizado quemaran automóviles, camiones y comercios, y además bloquearon varias carreteras.

Se trató de la respuesta del narco ante el intento del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de detener a dos supuestos cabecillas de uno de los cárteles de la droga más poderosos, el de Jalisco Nueva Generación, sus apodos: El Doble R y el Apá.

Related Posts

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
error: Content is protected !!